Cómo curar las postemillas

Las postemillas son también conocidas como aftas o úlcera, crecen por afuera o dentro de la boca y son muy fáciles de curar. Podemos reconocerlas muy fácilmente por sus características, son de borde rojo con un punto en el medio blanco.

Su nacimiento tiene varias causas, una de ellas es el virus del herpes (estomatitis herpética). Otra causa es motivo de algún roce continuo, como cuando usamos aparatos dentales.

Hay otros factores, uno de ellos es la infección micótica, se da normalmente por candida una levadura, un hongo muy conocido que se usa mucho para hacer cervezas. Estas son muy dolorosas y se da por fricción sobre la herida, por eso es recomendable o ponerse una curita o algo que tape para que no se raspe, hasta ser eliminada.

remedios caseros para las postemillas

¿Sirven los remedios caseros para las aftas?

Hay varias recetas que pueden llegar a funcionar, y las mejoras probablemente llegarán luego de los tres días de su uso, también podemos notar que se reduce el incremento de estos granitos, por lo menos en el lugar donde lo usemos. De todos modos no podemos dejarnos en manos de esta opción, sino que siempre será mejor lo que un dermatólogo o especialista en piel nos pueda recomendar.

¿Cuál es el mejor tratamiento?

Normalmente todas las postemillas se curan en pocos días, claro está que dependiendo su causa va a ser el tratamiento que debamos tomar. Si su origen es viral, lo mejor son antivirales, por hongos se usan antimicóticos.

Tratamiento con remedios caseros para las postemillas

Hielo: El frío nos dará una solución rápida para secar aquella úlcera que haya crecido en nuestra boca. Solo debemos recordar apoyar el hielo sobre la zona afectada, pero previamente envolverlo con un paño para no quemarnos y lastimarnos.

Manzanilla: Otro remedio casero es usar una infusión de manzanilla, si solemos beber infusiones, podemos aprovechar preparar un té de manzanilla. Antes de beberlo vamos a empapar un poco de la infusión en una gaza y la colocaremos sobre la úlcera durante al menos diez minutos.

Aloe vera: Sus propiedades de antiséptica, antibacteriana, nos hacen todo muy fácil. Su preparación no requiere más que cortar una hoja de aloe vera y raspar para que empiece a expulsar sábila.

Agua y sal: Tal vez el más doloroso, suele usarse en ocasiones en donde necesitamos eliminar un afta rápidamente. Su preparación requiere solo agua y sal se mezcla y se aplica con una gaza o algodón. Se puede usar un grano de sal gruesa para quemar la postemilla, pero el dolor será peor, aunque el resultado se verá muy rápido.



Búsqueda rápida


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros llegaron buscando: