Cómo ponerse en forma para el verano

Comienzan a llegar los primeros días y ya debemos preparar el traje de baño, pero cómo hacer para llegar en forma y bajar unos kilos para el verano. El hecho es que si no hemos realizado ningún tipo de actividad física durante por lo menos unos meses antes el trabajo será más difícil y seguramente no llegaremos como realmente lo deseamos. Pero no importa es importante empezar ya y con una constancia de cero inasistencia.

Claro está que ni la mejor rutina planificada nos hará bajar de peso, si no realizamos una dieta adecuada y acorde a nuestro organismo. Para eso es necesario no solo recurrir a un nutricionista sino que también debemos pedir ayuda a un profesor de educación física que trabaje a conciencia y sea recomendado.

Hoy en día vivimos en un mundo en el que el tiempo es corto, para la gran cantidad de actividades que realizamos a diario. La mejor opción es reorganizar nuestras tareas para poder llegar a hacer por lo menos 30 minutos de actividad física diaria.

ejercicios para bajar de peso

Combinar una dieta saludable con ejercicio

Si hacemos actividad físicos, pero consumimos una gran cantidad de calorías no valdría la pena tanto esfuerzo, pero por suerte existen grandes cantidades de dietas que ayudarán a tener una nutrición mucho más buena y con menos consumo de calorías.

Si te resulta difícil conseguir una buena dieta, hay varios tips para consumir menos alimentos y son los siguientes.

  • Si siempre nos servimos más de un plato, podemos comenzar a consumir al menos medio plato menos.
  • Tomar un té o comer algún fruto media hora antes de almorzar o cenar
  • Cenar alimentos con bajas calorías
  • Beber mucho líquido
  • Evitar las harinas
  • Consumir muchas frutas y verduras

¿Qué ejercicios hacer para adelgazar rápido?

Hay dos formas de trabajar y quemar calorías, una de ellas es realizar actividades durante un tiempo prolongado (más de media hora) y con una intensidad media/baja.

En cambio la otra opción es realizar actividades de muy corta duración (entre 20 y 30 segundos) pero con una intensidad media/alta.

Ahora veamos ejemplos de cuales son aquellos entrenamientos que podemos hacer para cada uno de los dos casos nombrados.

Ejercicios prolongados y pero de baja intensidad

Caminar, trotar, correr: que opción elegir dependerá de nuestro estado físico, las personas con obesidad deberían evitar esta opción ya que sus articulaciones sufren demasiado, debido al sobre peso que se exige sobre ellas.

Bicicleta fija, elíptico: para personas que tienen sobre peso son muy beneficiosas estas máquinas. Se recomienda no sobrepasar los diez o quince minutos, para evitar lesiones en la columna cuando usamos bicicleta fija.

Natación: hay una variedad inmensa en gimnasios que ofrecen diferentes tipos de clases en natación.

Ejercicios de corta duración y de alta intensidad

Podemos enumerar muchos de ellos, la idea es elegir cinco de ellos y realizarlos durante al menos treinta segundos o veinte dependiendo de la condición física que tengamos.

Entre cada actividad debemos descansar treinta segundos o menos hasta quince segundos dependiendo de nuestra condición física, es necesario ser honestos con nosotros mismos para evitar lesiones.

  • Flexiones de brazos
  • Sentadillas
  • Estocadas
  • Abdominales
  • Saltos

Estos son solo algunos, luego podemos combinar una flexión de brazo con una sentadilla y así miles de variables aplicables, pero siempre dependiendo del tipo de estado que tengamos.



Búsqueda rápida


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros llegaron buscando: