Hemorroides externas en el embarazo

Padecer de hemorroides durante el embarazo puede ser algo muy común, lo que no significa que sea algo bueno. Y claramente no podemos dejar pasar nada durante este tiempo, así que debemos preocuparnos y ponernos en acción.

¿Qué son las hemorroides? Son pequeños tejidos intestinales inflamados en la zona del ano, tanto en la parte externa como en la parte interior. Además es la acumulación de sangre en venas por lo que en muchas ocasiones sangra, debido a la alta presión que se ejerce en ese lugar.

remedios caseros para las hemorroides

Algunos informes han determinado que aproximadamente un 40% de mujeres en tiempos de gestación, padecen esta enfermedad. Además tienen una gran probabilidad de contraer varices en las piernas.

Las hemorroides externas aparecen, como la palabra lo informa, del lado más visible del ano. Esto trae varios problemas, como sentarse, ir al baño y hasta usar ropa ajustada. Las externas son mucho más dolorosas ya que están en contacto con todo el exterior.

¿Cómo saber si tengo hemorroides?

La presión sanguínea en el ano va a aumentar provocando inflamaciones no deseadas, y dolorosas. Al ser un tejido muy sensible vamos a notar, un sangrado lo cual asusta mucho, por esa razón tenemos que ir al médico. Para la tranquilidad de las embarazadas, no debemos preocuparnos, pero si ser precavidas.

Con respecto a las hemorroides externas, más específicamente, vamos a sentir una sensación de quemazón y dolores intensos. Nos costará sentarnos, caminar, adoptar posturas habituales, realizar fuerzas máximas y posiciones al dormir. En el momento de hacer nuestras necesidades, sentiremos los síntomas más feos ya que requiere hacer fuerza desde la zona afectada y normalmente sangrará.

¿Cómo curar las hemorroides durante el embarazo?

Solo en los casos graves, debemos prestar atención porque puede ser quirúrgico. Y como sabemos durante los períodos de gestación debemos evitar todo tipo de fármacos, por eso aquí entran en papel los remedios caseros, como una opción muy efectiva.

Baños de asiento con agua tibia, este método es útil para relajar la musculatura que rodea el ano, y así aliviar los síntomas. Aunque será solo algo momentáneo.

Aplicar hielo, para anestesiar de forma natural es una buena medida, pero no debemos ni aplicarlo directamente, ni por mucho tiempo ya que puede quemar. La mejor manera es envolverlo en un paño al hielo, y ahí sí colocarlo donde lo necesitemos.

Un consejo muy útil, es usar ropa holgada que no rose, y lo más lisa y suave posible.

Limpiar la zona para evitar infecciones, es muy necesario, pero claro el dolor no permite una buena limpieza ya que, como sabemos existe un dolor. Con una toalla húmeda, y si tenemos ayuda mejor, vamos a pasarla evitando todo roce que genere mayores molestias. Nunca hay que limpiar en seco ya que agravaría la situación.

Este proceso es necesario después de ir al baño, ya que si comienza a sangrar por abrirse alguna herida, y contenemos desechos es inevitable la infección. Lo cual traería muchos problemas extras.

Paño de aloe vera, para reducir dolor y eliminar las hemorroides. Para este remedio casero vamos a necesitar una hoja cortada a la mitad de aloe vera y colocarla dentro de medio litro de agua tibia. Dejamos en reposo por unos diez minutos y luego mojamos un paño, y lo colocamos sobre el ano. Repetir este proceso tres veces a la semana.

¿Qué puntaje le darías al artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…




Reply