Remedios caseros para la sinusitis


Sinusitis, es cuando se inflaman de los senos del cráneo o la infección de las fosas nasales, las causas obstrucción nasal y fuertes dolores de cabeza. Para combatirla de una forma natural iremos explicando detalles de esta enfermedad y luego si recomendaremos los remedios caseros que curan la sinusitis y otros que reducen los síntomas.

Lo que sucede en los senos nasales es que se rellenan de un exceso de aire, lo que hace que se bloqueé y se llene de fluidos, hay que tener suma atención ya que los gérmenes o bacterias que se depositen aquí dentro pueden causar infecciones a largo plazo.

remedios caseros para curar la sinusitis

¿Qué tipos de sinusitis existen?

  • Aguda, dura entre tres y cuatro semanas
  • Subaguda, dura entre cuatro y ocho semanas
  • Crónica, esta inflamación se da cuando dura más de ocho semanas
  • Recurrente, diversos ataques en diferentes épocas del año

¿Cómo hacer para aliviar y curar la sinusitis?

Cataplasma de rábanos para eliminar la mucosidad

Las propiedades del rábano hacen que se convierta en un gran remedio natural para ayudar a la expulsión de la mucosidad del cuerpo. El cataplasma se prepara con una cebolla y seis rábanos frescos, se deben picar bien los ingredientes hasta que quede todo lo más homogéneo posible, cuando suceda eso vamos colocar la pasta sobre una gasa pequeña y la colocaremos sobre los senos nasales, durante un tiempo de alrededor de entre treinta minutos y una hora.

Solución salina para limpiar la mucosidad

Si deseamos comprarla podemos buscarla en cualquier farmacia, pero aquí les va la otra alternativa. Para su preparación mesclaremos una cuchara pequeña de sal con media de bicarbonato de sodio, todo dentro de una taza de agua tibia. Revolveremos bien y luego si aplicaremos la solución dentro de las fosas nasales, con dos gotas cada 12 horas bastará. Después de aplicar recuerden sonarse bien para eliminar toda impureza.

Bajar la temperatura corporal

Palangana, fuente amplia, ducha, lo que tengamos servirá para colocar agua caliente o tibia y en otra agua fría de canilla. Vamos a usarlas para ir alternando las manos dentro de las diferentes temperaturas.

De otra manera se puede usar un paño con agua tibia y colocarlo sobre la frente, y otro sobre la nariz. El tiempo estimado debería ser de unos dos minutos o hasta que se enfríe el paño, volver a realizar ese procedimiento una vez más con agua nueva. Se puede colocar una toalla fría unos segundos y volver a colocar la caliente por más tiempo.

Vapor de agua con menta

En una olla verteremos un litro y medio de agua y la hacemos hervir, en pleno hervor sumaremos algunas cuantas hojas de menta, también podríamos agregar gotas de aceite de eucalipto. Tapamos y dejamos en hervor durante 10 minutos más. Pasado ese tiempo retiramos la tapa y colocaremos el rostro para respirar profundamente sobre el vapor, dejemos que salgan los primeros vapores porque son los más calientes.

Recomendable proceder a repetir este tratamiento dos veces mínimo al día, no tirar el agua y reutilizarla, pero si volver a agregar los ingredientes ya nombrados.

Precauciones a tener en cuenta, aquellas personas que sufran algún inconveniente cardiovascular, mujeres embarazadas eviten este tratamiento. Tampoco es aconsejable para niños o bebés recién nacidos. Recordemos que tampoco es saludable ingerir el aceite de eucalipto ni aplicarlo sobre la piel de forma directa.





Reply