Saltar al contenido
Tu vida más saludable

Diferencia entre cremas hidratantes y humectantes

La piel es un tejido con memoria propia, dejamos una huella marcada en nuestro rostro de nuestras emociones con las arrugas, con el solo echo de mirar a alguien mayor, podemos deducir si fue feliz o no durante su vida. Poseemos manchas, por acné, espinillas, por el sol, se vuelve flácida y alteramos su luminosidad con el tiempo.

Un de los motivos por el cual la piel se vuelve “vieja”, se oxida o pierde sus características es por su deshidratación, acompañada de una lenta renovación celular.

Es por esto que se vuelve importante conocer nuestra propia piel. Elegir la crema perfecta depende de eso mismo, conocernos. Debemos darle un cuidado como a cualquier otro órgano de nuestro cuerpo, debemos prestarle atención, saber cuando actuar cuando no, cuando darle un respiro o un mimo como un tratamiento con cremas.

Por suerte hoy en día existe un infinito número de tratamientos para rejuvenecer la piel.

Hoy podemos encontrar entre las cremas para la piel, unas 3 categorías, las limpiadoras, los astringentes y las humectantes. Dentro de estas últimas se encuentran las cremas nutritivas. Si buscamos bien en el diccionario, podemos establecer algunas pequeñas diferencias entre hidratación y humectación. Ahora sí veamos la diferencia entre humectar e hidratar.

¿Cuál es la diferencia entre hidratar y humectar?

Humectante: sustancia que ayuda a retener la humedad o la absorbe.

Hidratante: Sustancia que restaura el agua de la piel o la imparte.

Entonces una crema humectante tiene la función de, por decirle de algún modo, barrera protectora para tu piel. Esto hace que la evaporación del agua sea más difícil y por ende da mayor salud al tejido. De esta forma, también capta agua del medio ambiente y la integra a tu piel, mejorando su hidratación y su forma, su aspecto. Normalmente las cremas hidratantes para la piel están compuestas por glicerina, alantoína, urea, sustancias que captan humedad del ambiente, pantenol, entre otras.

Podemos decir que una crema hidratante es por ejemplo cuando aporta una cierta cantidad de agua a las células metabólicas de la piel. En síntesis, las cremas para hidratar la piel son aquellas que penetran el tejido hasta sus capas más profundas. Hay dos tipos simples y complejas, las primeras contienen una base de lanolina, vitaminas, sustancias activas, sales, aceites vegetales y más.

Entre los 20 y 30 años comenzamos a utilizar estas cremitas hidratantes porque ya vemos que nuestra piel no se ve tan joven como antes.

¿Cómo saber si tu necesitas una crema humectante o hidratante?

Una pregunta lleva a la otra y tu eres una persona que quiere dominar su belleza, cuidarse así mismo, verse bien. Por eso es necesario elegir bien entre estas para no confundir.

Lo primero que siempre recomendamos en tu vida más saludable, es visitar un médico o especialista.

De todas formas, podemos encontrar información, datos sobre nuestra piel para saber si debemos hidratar o humectar.

OJO a tener en cuenta algo, si tu no le dedicas el tiempo para hidratarte o cuidar tu salud desde la alimentación por más cremas que usemos, los resultados no serán los que pretendemos. Así que todo comienza con hábitos saludables y buena alimentación.

Consejos para elegir tu crema hidratante o humectante ideal

Primero debemos protegernos de productos malos, aunque es complejo saber cuál es el mejor producto si no tenemos un conocimiento profundo y certero sobre dermatología, pero bueno como dicen algunos la experiencia es el mejor maestro.

  1. Las publicidades pueden ser muy engañosas, por eso es necesario tener estos 4 consejos para transformar nuestra piel y conquistar quien se nos ponga adelante.
  2. La piel de cada persona es diferente, debemos tener en claro cual es la nuestra, mixta, seca, normal o grasa. Y tú ¿qué tipo de piel tienes?
  3. Poder elegir una crema 100% natural, ese es el tips más seguro, nos da la fiabilidad que no posee ningún químico extra que puede dañar nuestra salud.
  4. Tu edad es importante, por lo general hay cremas que categorizan por la edad, recuerden buscar esas a la hora de hacer una compra.
  5. Si estamos en verano busquen cremas que hidratan o humectan con factores solares o SPF. Recuerden proteger su piel en todo momento de la exposición en verano del sol, y recuerden también es una forma de controlar el envejecimiento.