Amígdalas inflamadas

Las amígdalas inflamadas son un problema tanto para niños, como para hombres y mujeres. ¿Cómo tratarlas? ¿cómo saber si se encuentran inflamadas? ¿cuándo no presentan dolor, qué hay que hacer? ¿Qué síntomas, qué causas provocan este problema? Todas esas dudas serán resueltas a continuación.

Para aportar una alternativa nueva o distinta, vamos a presentar algunos remedios caseros tanto para niños como para adultos. Servirán bien para aliviar dolores, pero sin dudas no debe ser la única alternativa. Debemos recurrir a un centro de salud para tratarnos y que no empeoren los síntomas y todo sea para peor.

El nombre médico por el que se conoce es amigdalitis y se da cuando se inflaman estos órganos pequeños. Ellos se encargan de impedir que los gérmenes se distribuyan por el cuerpo.

amígdalas inflamadas

 

¿Qué son las amígdalas inflamadas?

Es muy normal que en los niños se de este tipo de problema. Cuando sucede muy seguido se dice que se debe operar para sacarlas por completo. Pero hoy se sabe que estas amígdalas son ganglios linfáticos, y estos ganglios cumplen una función muy necesaria en el cuerpo, la cual es eliminar diferentes tipos de células como los eritrocitos, linfocitos y las plaquetas. Además de eliminar los gérmenes y bacterias que entran en el cuerpo sin previo aviso, evitando que se generen enfermedades o infecciones que compliquen la salud.

¿Qué causa la inflamación de las amígdalas?

La amigdalitis se produce porque algún microorganismo maligno, como lo son los virus que entran al cuerpo a través de alguna enfermedad, como la faringitis. Generalmente con alguna enfermedad que se da por las vías respiratorias, y o no nos damos cuenta o bien no la curamos del todo bien.

El estreptococo es el nombre por el que se conoce a la bacteria que produce la faringitis, y son los que se encargan de irritar y hacer dolor la garganta. Además podemos notar manchas blancas, por este tipo de bacteria.

¿Cuáles son los síntomas de las amígdalas inflamadas en adultos?

  • Al comer o beber solemos sentir la garganta cerrada, podemos tener dolor en el cuello mientras tragamos o solo una molestia
  • Pus en las amígdalas
  • Fiebre
  • Dolores en la garganta con placas blancas
  • Dolor de oído
  • Pus y sangre
  • Mucosidad, flemas
  • Ulceradas
  • Tos

¿Qué comer, qué tomar y qué hacer?

Hay que tener en cuenta varias cosas, una de ellas es si esta amigdalitis se presenta recurrentemente. No podemos tomar medidas sin antes tener en claro que problema estamos teniendo.

¿Qué puedo comer? Los mejores alimentos son, el ajo, el pollo, las verduras, alimentos suaves y livianos fácil de tragar como las sopas.

¿Qué puedo tomar? Podemos beber muchos tipos de infusiones, las que te podemos recomendar son, aquellas que contengan: limón y miel, tomillo y limón, manzanilla, hojas de frambuesas.

¿Qué hacer? Lo primero que hay que hacer es ir al centro médico más cercano y comentarle todos los síntomas que tenemos a un médico. Una vez que nos expliquen podemos preguntarle si podemos usar alguno de los siguientes remedios caseros. Nunca debemos automedicarnos y porque todo podría empeorar, más aún cuando se trata de niños.

Remedios caseros para las amígdalas inflamadas con pus

Ajo para curarla y prevenirla

El ajo como sabemos es genial para cualquier tipo de enfermedad. En esta ocasión tomaremos la propiedad que elimina las bacterias. Al ser un antibiótico natural y efectivo lo podemos usar para poder desinflamar estos órganos. Para usarlo y sacar los beneficios, debemos tomar en ayuno un diente de ajo y colocarlo en un vaso de agua y luego tomarlo, el sabor no es el más agradable, pero, qué medicamento lo es.

Gárgaras de limón y bicarbonato para amígdalas con pus

La combinación de estos productos naturales conforma un gran antibacteriano, lo que lo vuelve perfecto y es justo lo que andamos necesitando para desinflamar las amígdalas. Dentro de un vaso de agua se debe colocar el jugo de un limón, luego se añade una cucharadita de bicarbonato y listo. Se debe revolver bien antes de comenzar con las gárgaras. Esto además limpiará la zona con pus, desinfectando la zona, dentro de la garganta.

Gárgaras de limón con sal

Si el bicarbonato no nos convence podemos cambiarlo por sal, este remedio casero es totalmente igual, hablando de su preparación. Acuerden se dé no tragar sino de hacer las famosas gárgaras.

Desinflamar con gárgaras de manzanilla y salvia

La manzanilla y la salvia son plantas muy famosas gracias a sus condiciones para bajar cualquier tipo de inflamación. Esto se debe a que contienen propiedades antisépticas y a su vez, también son grandes bactericidas. Para prepara este remedio natural, se debe colocar 15 gramos de cada una dentro de un vaso mediano.

Gárgaras de orégano o romero

Aunque este tratamiento casero no es del todo conocido, no significa que no sea efectivo. Para aclarar no se deben mezclar estas plantas, sino que vamos a nombrar a los dos, para que los conozcan y si lo quieren utilizar ¿por qué no? La preparación es igual en los dos casos, a una taza de agua caliente se le debe agregar una cucharada de orégano o de romero. El romero puede llegar a servir más para aliviar el dolor, pero los dos van a desinflamar sin ningún tipo de problema.

¿Qué puntaje le darías al artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…




Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.